autos inteligentes

Se estacionan solos y regulan la velocidad: Los autos inteligentes marcan tendencia en seguridad

La ciencia ficción lo predijo hace años y hoy son una realidad. Los automóviles cuentan con cada vez más innovaciones tecnológicas, al punto que en muchos países desarrollados ya circulan vehículos autónomos por las calles.

En América Latina, donde la inteligencia artificial todavía no se ha expandido, ya existen algunos modelos que incorporan tecnología de punta. Ellos son el Citroën C4 Cactus, la Ranger de Ford, los SUV 3008 y 5008 de Peugeot, el Renault Kwid, el Toyota Etios, el Virtus de Volkswagen o los modelos Cruze o Equinox de Chevrolet.

Las características “inteligentes” de estos vehículos se agrupan bajo la sigla ADAS (Advanced Driver Assistance Systems, según sus siglas en inglés), que significa Sistema Avanzado de Asistencia a la Conducción.

Estas herramientas permiten que el chófer lleve adelante una conducción más segura, dado que lo alertarán de cualquier situación que ponga en riesgo su vida, ya sea señales visuales, como luces que se encienden en el tablero, o con alertas sonoras.

Para que esto funcione, los fabricantes instalan sensores distribuidos en el vehículo, similares a los utilizados en la construcción de los autos autónomos.

De esta forma, al igual que como ocurre con la industria telefónica ─que ha “bajado” características de los smartphones premium en los de gama media-, la industria automotriz ha incorporado el ADAS a modelos de venta masiva. Esto abre la posibilidad a muchos clientes de gozar con más seguridad y confort a precios accesibles.

Todo apunta a la seguridad

Los asistentes que forman parte de ADAS difieren según el modelo y la empresa fabricante. Sin embargo, todos comparten algunos aspectos.

“Con estos vehículos, por ejemplo, te puedes subir al auto y programar la velocidad, teniendo la tranquilidad de que frenará si otro vehículo está muy cerca. Esto es completamente novedoso para Sudamérica y ya es posible encontrarlo en el mercado”, afirma Juan José Santa Cruz, gerente general de EstoySeguro.cl.

“Si el conductor se desconcentra y se cambia de pista, se activará una alarma para que retome el rumbo. Igualmente, si un conductor intenta adelantar por el lado derecho o está muy pegado al lado izquierdo, el chofer recibirá una alerta para que reaccione. Para el mundo de los seguros de auto esto cambiará todo”, agrega Santa Cruz.

Para quienes están recién aprendiendo o tienen frecuentes dificultades para estacionar, los modelos con ADAS son la solución. “Con estos vehículos inteligentes todo es mucho más fácil. En algunos modelos, para estacionar solo será necesario tocar el volante y pararse de forma paralela a un espacio vacío. La inteligencia artificial hace el resto”, explica el gerente de EstoySeguro.cl.

En tanto, hay otras dos características que serán muy valoradas por las empresas de seguros de autos. Estos vehículos incluyen alertas ─normalmente es el ícono de una taza de café- si el conductor ha realizado varias maniobras errantes o si lleva muchas horas conduciendo, ya que presumirá que se trata de falta de descanso.

En tanto, si los sensores detectan que un neumático está fallando o se está desinflando, lo avisará con el tiempo suficiente para que el chofer pueda reaccionar.

En otras palabras: el auto se ocupa de todo y en todo momento mantiene informado al conductor de lo que está pasando.

Frenado automático y luz en las curvas: Las características premium

Los autos con ADAS incorporado suelen llamar la atención de quienes no están habituados a la inteligencia artificial en el día a día.

Aunque no todos los modelos son iguales, acá te enumeramos las herramientas más destacadas de estos vehículos:

1.- Control crucero adaptativo: regula la velocidad del auto según lo indica el conductor, pero además frena solo si se aproxima demasiado a otro vehículo.

2.- Alerta de colisión: es un sistema automático de frenado de emergencia para evitar un choque frontal si el usuario no puede reaccionar.

3.- Alerta al cambio de pista: por medio de una cámara reconoce las líneas de la ruta y detecta un cambio involuntario de vía. Si eso sucede, emitirá una alerta sonora para que el conductor retome.

4.- Alerta a la distracción: evalúa si la persona que maneja está atenta al trayecto. Si el auto se mueve mucho, lo interpreta como fatiga y emite mensajes como “Manténgase atento”.

5.- Indicador de descanso: si alguien conduce por más de dos horas a velocidad continua, aparecerá el ícono de una taza de café para recomendar una pausa.

6.- Faros antiniebla: con luces de curva estática, el auto iluminará el interior de las curvas para mejorar la visibilidad y la seguridad de esquinas o empalmes.

7.- Grip control: mejora la conexión de los neumáticos con el terreno, ya sea nieve, barro, ripio o agua.

8.- Arranque sin llave: basta que el conductor se esté acercando al vehículo con la llave para que el auto la detecte y se abra. Con esto también habilita ciertas funciones, como el arranque.

9.- Regulador de velocidad: permite reducir la velocidad o fijarla para que el conductor no se distraiga y supere el límite permitido.

10.- Cámara de visión trasera: se activa al enganchar la reversa y permite una visión más certera, superior a la de los espejos.

11.- Detector de estado de neumáticos: alerta si alguna de las cuatro ruedas no está inflada correctamente.

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.