Domótica residencial

Domótica residencial: la casa inteligente

Las necesidades crecientes de confort y ahorro energético, han llevado a los expertos a buscar soluciones capaces de aprovechar la tecnología existente para entregar lo que los usuarios demandan. La domótica es la automatización y control centralizado remoto de artefactos eléctricos y electrónicos de una vivienda. La implementación de esta tecnología es un proceso que avanza a pasos agigantados y está cada vez más cerca de todos, y adquiere mayor relevancia considerando el importante ahorro de consumo de energía que esto posibilita.

El auge de la domótica de los últimos años se ha dado gracias al avance de la electrónica y sobre todo, la informática, lo que nos ha dado la posibilidad de automatizar de manera remota los diferentes dispositivos presentes en el hogar. La integración de diferentes sistemas de control centralizados a través de un punto de gestión es lo que transforma una casa normal en una inteligente.

Para lograr una vivienda inteligente, necesitamos varios elementos decisivos; como sensores, sistemas de control y actuadores, pero ¿qué son? Los sensores son necesarios en todos aquellos sistemas en dónde se deba tomar una decisión computacional. Los sensores son, en palabras simples, los oídos (sensores acústicos), las manos (sensores de presión), y los ojos (sensores ópticos) de tu hogar. Los sistemas de control son el cerebro de la casa, es el encargado de recibir los estímulos captados por los sensores y tomar las decisiones correctas en todo momento, una vez programados para eso. Normalmente se trata de un computador que estará siempre encendido comandando lo necesario, pero pueden haber sistemas no centralizados que tomen decisiones independientes. Los actuadores son los músculos efectores, que son capaces de accionar sistemas electromecánicos. Pueden ser interruptores sencillos que activen motores eléctricos o algo más complejo que permita enviar una potencia determinada de acuerdo a la intensidad de la señal recibida.

Los sistemas de domótica interactúan con los aparatos y sistemas eléctricos de la casa según la configuración y el programa utilizado, sumándole además la información captada por los sensores, datos proporcionados por otros sistemas interconectados y la interacción directa entre las tecnologías de la casa y los usuarios. Las soluciones en esta área pueden ir desde un único dispositivo monotarea hasta amplios sistemas que manejan todas o casi todas las instalaciones dentro de una casa. Los dispositivos no necesariamente deben estar separados, de hecho, varias funcionalidades pueden estar combinadas en sólo un equipo.

Como mencionamos anteriormente, el ahorro energético y la comodidad son el eje central de la aparición de la domótica. Las soluciones de eficiencia energética más comunes y clásicas de aplicación residencial pueden ahorrar entre un 10 y un 40 % de electricidad, de todas maneras, este porcentaje de ahorro dependerá de la conciencia de él o los usuarios, de hecho, se ha demostrado que estos porcentajes de ahorro van cayendo a lo largo del tiempo, una vez pasado el puntapié inicial, lamentablemente los usuarios vuelven a sus rutinas habituales y el ahorro energético no se mantiene. Sólo se logrará un ahorro sistemático y sostenible si se implementan soluciones automatizadas que ayuden a la medición, análisis, control y gestión del uso energético. Existen tres aspectos fundamentales para mejorar nuestro proceso de ahorro: primero, eficiencia intrínseca de la instalación, como una buena aislación de los espacios, uso de ampolletas de bajo consumo, etc, segundo, optimización de manera proactiva del uso de la energía, como por ejemplo, apagar lo que no se esté utilizando. Y por último, ajustar y gestionar la evolución de la instalación, como la antigüedad de los dispositivos, cambio de uso de ciertos sectores, etc.

Respecto a la iluminación, existen opciones que pueden ayudarte a mantener los ambientes de tu casa luminosos y llenos de vida. Puedes optar por diferentes dispositivos: reguladores electrónicos, detectores de movimiento y presencia, interruptores específicos, etc. Considera que todo tipo de iluminación artificial eléctrica en tu casa es susceptible al control a través de la domótica. Respecto al control de la iluminación natural, podemos lograrlo a través de las cortinas. Las cortinas sunscreen o cortinas roller screen son ideales para el control lumínico y térmico de los espacios. Una opción con tecnología de control de forma remota son las cortinas roller duo, con motorización PowerView, que permite el control de tus cortinas mediante tu smartphone o tablet, incluso puedes programarlas para simular presencia en tu casa en los periodos de vacaciones o ausencias prolongadas.

Generalmente le tenemos miedo a lo desconocido y estas opciones de máxima tecnología pueden parecer abrumadoras, pero han llegado para ayudarte a solucionar problemas domésticos y restarle peso a esa mochila tan pesada que arrastras día a día llena con todos tus quehaceres rutinarios.

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.